Psicólogo especialista TOC y Ansiedad Madrid


Estás en > > Colaboración en La Razón: Terapia de choque para acabar con el TOC

Colaboración en La Razón: Terapia de choque para acabar con el TOC

El método Bergen es un tratamiento intensivo de cuatro días para tratar este duro trastorno. empieza a dar ya sus frutos, aunque también levanta recelos. Por Marian Benito / Fotografía de C. Pastrano.

A Antonio Galán nadie le verá arqueando las cejas con la insolencia de Jack Nicholson en Mejor imposible cuando saca su propio set se cubiertos en un restaurante para evitar ser embestido con algún germen. Igual que él, sufre trastorno obsesivo compulsivo (TOC) pero ni en su panoplia de muecas, ni en sus rituales se le parece. No camina esquivando las líneas de las baldosas, ni cierra la puerta cuatro veces antes de salir. En la vida real, el TOC tiene poco de socarrón y sí mucho de sufrimiento. La Organización Mundial de la Salud (OMS) lo cataloga como uno de los cinco trastornos más invalidantes por el enorme desbarajuste que provoca en la vida cotidiana de quien lo padece, alrededor del 2,5% de la población, aunque la cifra se triplicaría si sumásemos las personas aún sin diagnosticar.

Con solo 11 años, Galán, que ahora preside la Asociación TOC Madrid (www.asociaciontocmadrid.es), tenía que contar del 1 al 10 antes de dormir. Y así hasta diez veces seguidas. Como el niño que concilia su sueño con un cuento, si no fuese por un matiz. Su ritual estaba cargado de ansiedad, señal de que algo empezaba a no ir del todo bien en su cabeza. También recuerda vagamente que colocaba los vasos hasta verlos alineados y que cogió la inusual costumbre de organizar sus pensamientos con absoluta meticulosidad. Sus atracones de orden mental se intensificaron a partir de la adolescencia, sobre todo en época de exámenes. -Leía una página y, al llegar a la última línea, sentía que debía volver a la primera. Era un modo de calmar la ansiedad-. Pasarían aún muchos años hasta que alguien pusiese nombre a lo que el resto del mundo consideraba manías o rarezas: -Trastorno Obsesivo Compulsivo (TOC)-. Reconoce que tuvo la suerte de dar con una psicóloga especialista en TOC, Nieves Álvarez, que hoy, además, es su mujer. Encontró en ella una extraordinaria habilidad para ponerle palabras a su tormento y la sana normalidad a las emociones que derivan del trastorno.   La obsesión (explica esta profesional) es una intrusión mental en forma de pensamientos, imágenes o sensaciones. Produce malestar porque la persona los considera inapropiados y porque se presentan de forma recurrente y persistente, causándole gran ansiedad. La respuesta a esta obsesión es la compulsión, que es la conducta o acto mental para sentirse mejor o eliminar las intrusiones. Todavía hoy, a Galán le asaltan sin permiso ideas, pensamientos y operaciones aritméticas, que interrumpen su curso normal, pero ha avanzado grandes pasos para tratar de ignorarlos y reprimirlos.   Algunos pacientes cuentan que todo lo que toca su mano izquierda tiene que pasar inmediatamente por la derecha, y viceversa. La mayoría realiza las tareas siguiendo una simetría, orden o equilibrio determinados. Si no actúan así, les invade un sentimiento muy desagradable, de temor, impotencia o mal presagio. Para Galán, el mayor sufrimiento viene por lo que tiene de irracional e inservible esa caterva de pensamientos o actos. Con este mismo padecimiento tuvo que vivir también Inmanuel Kant, probablemente influido por una educación extremadamente disciplinaria. Se volvió tan obsesivo con sus rutinas que (según se cuenta) los vecinos de su ciudad, la antigua Köningsberg, daban cuerda a sus relojes cuando avistaban al profesor en su paseo diario.  

En tiempo exprés

Por su carácter devastador, tanto a nivel mental como físico, el TOC es objeto continuo de investigación y, bajo esa premisa de curación que está logrando nuestro protagonista, un equipo de científicos noruego dice haber dado con un tratamiento intensivo que acaba con los TOC en cuatro días. Se trata del método Bergen y ha sido ideado por dos psicólogos de esta ciudad costera de Noruega, Gerd Kvale y Bjarne Hansen.

 

Su protocolo se basa en una terapia conductual similar a la que usa Nieves Álvarez, de exposición y prevención de respuesta, pero en un tiempo exprés.

El primer día es informativo y de preparación. Durante el segundo y tercer día, el paciente es expuesto entre ocho y diez horas diarias a esas situaciones, contextos y pensamientos que le generan temor o ansiedad. Si, por ejemplo, su miedo es contaminarse con algo, deberá tocarlo dirigiendo su mente a esos momentos en los que siente la imperiosa necesidad de lavarse. El paciente empieza entonces a tomar el control reduciendo progresivamente sus niveles de ansiedad y malestar. Al terminar esta segunda fase, entrena al paciente para que pueda gestionar él mismo estas técnicas que repetirá en los siguientes tres meses. Antes de finalizar el tercer día, familiares y amigos reciben también información sobre el TOC. Ya en la cuarta jornada, terapeuta y paciente fijan objetivos y diseñan las prácticas que le ayudarán a mantener esos logros, motivándole para que lleve un registro diario que enviará a la clínica semanalmente. Pasados tres meses, ambos se reúnen media hora y evalúan el tratamiento. La visita se repite tres meses después.

Los autores han publicado en -Cognitive Behavior Therapy- los resultados y, de los 77 pacientes tratados, 56 (72,7%) se mantenían en remisión en la etapa de post tratamiento y 53 (68,8%) se habían recuperado en la fase de seguimiento. Cuatro años después, 41 se habían librado de su TOC. En su investigación destaca el caso de Katherine Mydland, una mujer de 41 años cuyo temor a los gérmenes estaba devorando su existencia. -No podía ayudar a los niños con sus tareas, ni hacerles la cena, ni si quiera era capaz de abrazarles-. Después de casi una década de angustia, dio con esta terapia conductual que aplicaba de modo experimental el Hospital Universitario de Haukeland, en Bergen. Fueron cuatro días que, según explica, cambiaron su vida. Más de 1.200 personas han recibido ya este tratamiento.

Por su trabajo, Kvale y Hansen han sido nombrados por la revista Time dos de las 50 personas más influyentes de 2018 en temas de salud. Cuando el equipo compara sus hallazgos con los análisis publicados de otros tratamientos de exposición menos intensivos, observa que su técnica conduce a tasas más altas de remisión y recuperación. Anteriormente, este método ya lo habían probado con éxito para tratar fobias y fatiga crónica.   Actualmente, se aplica en el sistema de salud público de Noruega y los autores tantean la posibilidad de replicarlo en otros países, aunque aún está por ver si funcionaría en países con culturas diferentes. Kvale y Hansen ya han comenzado a entrenar grupos en Islandia y Suecia, y comenzarán a trabajar con equipos en Houston el próximo año. No obstante, el método Bergen tiene limitaciones. La principal es que los resultados no se compararon con un grupo control, por lo que antes de difundirlo a gran escala realizarán ensayos aleatorios para evaluar si funciona igual en otros entornos culturales.   Este protocolo podría servir de base para examinar la adaptación del cerebro a nuevos procesos emocionales, algo en lo que ya trabajan el equipo noruego junto Kerry Ressler, director del del Hospital McLean en Massachusetts. El objetivo es dar también con marcadores biológicos, en sangre, saliva o mediante neuroimagen, que ayuden a identificar qué pacientes responderían mejor a este tratamiento y obtener nuevos conocimientos para futuras terapias y un diagnóstico temprano. Actualmente, se tardan unos ocho años en detectar el TOC. ¿Cómo saber si esas manías humanas que nos definen no son la señal inequívoca de una enfermedad mental? Según Álvarez, aún no existe ningún test que discrimine si se sufre el trastorno o no. -Lo que indica que es un TOC no es una obsesión en sí misma, una idea delirante, una fobia o una idea intrusiva, que todos podemos tener, lo que marca el trastorno es que trate de eliminar esa obsesión o resolverla a toda costa y que esa idea entre en conflicto con los valores, sentimientos, deseos y objetivos de la persona-. Por lo demás, la psicóloga se muestra escéptica ante las promesas del método Bergen.

-No aporta nada nuevo y sigue la línea de tratamiento que nosotros aplicamos. Lo que hace es acompañarla de un buen marketing. Numerosos estudios muestran que la exposición más eficaz en el TOC es la que se aplica de manera gradual-

. Su consejo es prudencia. -Puede haber una remisión total de los síntomas, pero no deja de ser un trastorno crónico. El objetivo es que los síntomas no provoquen sufrimiento ni interfieran en la vida personal-.
 

NUESTROS SERVICIOS

INFORMACIÓN

¿Cómo nos pueden contactar? Pueden contactarnos por teléfono, llamando al 91 002 32 82 o por escrito a info@tratamientotoc.es

Nuestros clientes opinan

  • Tipo de TOC: Toc obsesivo de amores

    Guarda Silencio TOC. ¿Cómo es que la mujer pide guardar silencio cuando uno tiene tantas preguntas en la cabeza? ¿Cómo es que la mujer pide guardar silencio? cuando lo único que pasa por la mente del hombre es hacerla feliz, conocer lo que siente, aprender a moverse, a besar, conocer como apoderarse de su cintura, y pensar y gemir al mismo tiempo, a morder y con qué intensidad aprender a hacerlo. Uno sólo debe guardar silencio cuando después de tenerse, termina por abrazarla sobre su pecho y los ojos se van cerrando y los brazos van sobre su espalda cayendo y aún así siguen las preguntas en la mente y surgen nuevas al momento... ¿Terminaste conmigo? ¿Te gustó? ¿Lo disfrutaste? ¿Qué piensas? ¿Estará comparando? ¿Habré cubierto sus expectativas?... Y la lista de preguntas se vuelve interminable. Tantas dudas invaden el momento previo, durante y después de unirse que uno no se puede quedar callado... ¿Guardar silencio? Cuando a cada gemido uno anhela que ella lo disfrute más..., Cuando uno piensa en pies fríos evitando sostener con fuerza la sangre de sus venas... Cuando uno piensa en... No me he bañado, o en el agua fría de haberlo hecho, cuando uno piensa en el cuerpo de ella o en los besos que no pudo o no supo darle, en acariciarla disfrutando cada parte de su piel... En el tiempo, en los gritos, en los vecinos o en el sonido en -Mi Bemol- que produce la cama con el deseo. ¿Guardar silencio? Cuando uno piensa en el trabajo, en el dinero, en que debió lavarse las manos, en el calor de la espalda o en alguna posición extraña para verla mejor. Uno no puede guardar silencio cuando en su cabeza sólo existe el gusto y las ansias de hacerla feliz. Mujer normal : Solo concéntrate TOC... Déjate llevar... Ah que terrible es mi amigo... Transtorno Obsesivo Compulsivo
  • Tipo de TOC: Miedo a salir de casa y a la noche

    Nieves es una psicóloga maravillosa y dirige un equipo muy profesional. Han tratado a mi hijo y en pocos meses ha recuperado una energía que dábamos por perdida y que no le dejaba disfrutar de la vida. habíamos visitado a otros psicólogos que no supieron orientarle ni entenderle y llevaba con medicación casi 2 años, pero sin avanzar. Ha sido una suerte haber dado con vosotros. muchísimas gracias
  • Tipo de TOC: ...

    Los psicólogos son muy profesionales y expertos en TOC. Todos aquellos que quieran ayuda es mejor buscar un especialista! Os recomiendo esta consulta para el tratamiento de este tipo de transtorno! Gracias
  • Tipo de TOC: Miedo a haber tenido un accidente y no haberse dado cuenta. Miedo a ser pedófilo

    Llevo varios meses en terapia en éste centro y mi experiencia es muy positiva. Desde el primer día tuve la sensación de que me entendían a la perfección de lo que me pasaba y me resultó muy gratificante poner "nombre" a lo que me pasaba, que aunque llevaba mucho tiempo con ello no quería ponerlo o lo evitaba, y cuando lo había intentado con otro profesional de la psicología no supo entenderme Aquí afronto esas situaciones que intentaba evitar y aprendo como afrontarlas para que no me molesten, al igual que cuando aparecen las ideas "incómodas" o "molestas" Me siento mucho mejor y recomiendo éste gabinete a todas aquellas personas que consideren que puedan tener éste problema y cuando las ideas son tan molestas que lleguen a interferir en tu día a día
  • Tipo de TOC: Obsesión con las relaciones amorosas y con las situaciones sociales

    La experiencia con mi psicólogo fue muy positiva desde el primer día. Sentí que por fin tenía un sitio donde poder sincerarme y contar lo que de verdad tenía en la cabeza y, sobre todo, encontré en él a alguien que no sólo entendía perfectamente lo que me pasaba y sino que me ayudó a comprenderlo a mí también. Desde el primer momento la terapia se enfocó de forma muy práctica, lo que me sirvió para introducir algunos cambios desde el minuto uno. Le recomendaría a cualquier persona que sufra un TOC que inicie la terapia porque no hay motivo para seguir sintiéndose tan mal cuando puedes ponerle remedio y empezar a vivir tu vida con menos angustia y más libertad.
  • Tipo de TOC: Miedo a hacer daño a otros o a sí misma, obsesión con sensaciones físicas vividas como muy desagradables

    hola a todos!! Llevo bastante tiempo yendo a terapia y l verdad que me está ayudando mucho a superar la ansiedad, conocer lo que es el Toc y a conocerme más a mi misma. la terapia en mi caso he tenido altibajos pero es normal lo importante es seguir con ella y se ven los resultados. la atención que he recibido ha sido muy buena y grandes profesionales
  • Tipo de TOC: Miedo a que cuando le miren estén pensando cosas negativas sobre él

    Muy bien estructurada la secuencia de pasos desde un inicio en que se trata de conocer tu problema hasta un uso de técnicas más avanzadas para manejar situaciones. Respecto a mi psicólogo, motivación, implicación y empatía son sus mejores características
  • Tipo de TOC: Culpabilidad por creer que he hecho daño

    En la primera sesión me sentí comprendido en los primeros minutos, había leído un artículo sobre la necesidad de un psicólogo especialista pero no comprendía cuan fuerte era esa necesidad. He pasado por muchos psiquiatras y psicólogos y por primera vez me he sentido comprendido. En mi caso los ataques o crisis de ansiedad son más frecuentes cuando estoy estresado o me asaltan recuerdos acerca de situaciones de mi pasado que me generan culpabilidad. Es algo casi inevitable e incontrolable, pero cuando se lo comentaba a los anteriores psicólogos o psiquiatras sólo cambiaban la medicación o me daban más dosis y me decían que debía relajarme más o pensar en algo placentero o distinto, me decían que hiciera introspección, análisis y más análisis de por qué me pasa esto. Yo salía de las sesiones frustrado, irritado, decepcionado con mi inutilidad e incapacidad, pero ahora entiendo que eran ellos los que deberían conocer y entender mi dificultad para hacer lo que me pedían, que hay otros caminos y que mi fracaso no es causa de mi falta de ganas o de esfuerzo por mejorar . Muchas gracias por entenderme como nadie me había entendido antes. Para mi no tiene precio.
  • Tipo de TOC: Obsesión por la perfección y no cometer errores, valores morales muy rígidos. Obsesión con una afición

    Quería escribirte simplemente para darte las gracias por tu labor desde la primera vez que te contacté con algunas preguntas sobre el TOC. En todos tus emails siempre me has dado una tranquilizadora respuesta y siempre has sido una auténtica profesional. Siento mucho haber mostrado mi desesperación en el punto álgido la semana pasada. Las aguas están algo más calmadas. Ha sido una semana dura pero gratificante en el sentido de hacer frente ya, sin tanto miedo, a los problemas. Hemos hecho balance y reconocimiento de la situación y estamos dispuestos a trabajar duro. Te deseo lo mejor. Ojalá todo te vaya bien. Tanto mi marido como yo te agradecemos la labor tan buena que has aportado y que seguro nos ayudará mucho en nuestro futuro inmediato y más lejano. Recibe un cordial saludo y mi más sincero agradecimiento
  • Tipo de TOC: Obsesión por lavado por sensación de asco insoportable (su hijo) conflicto familiar por esa causa

    Buenas tardes, Soy patricia, madre de un niño afectado de TOC. Siempre que llamo para informarme me atendéis y ayudáis con mucha comprensión, sólo quería daros otra vez las gracias por vuestra cariñosa y profesional atención, me ha hecho sentir que no estamos solos. Saludos y muchas gracias
  • Tipo de TOC: Miedo a ser el causante de que otro contraiga una enfermedad, miedo al infierno

    Recomiendo totalmente a las personas que padezcan TOC acudir a este gabinete de psicología. Mi experiencia y mi evolución en el manejo de este trastorno que padezco no hubiera sido lo mismo, sin duda, sin la ayuda de ellos. Gracias a esto, mi calidad de vida ha mejorado mucho. Recomendable 100 %
  • Tipo de TOC: Miedo a contagiarse de la personalidad negativa de otro o de su mala suerte. Miedo a hacer daño a otros o a sí mismo

    Quisiera empezar con un afectuoso agradecimiento. Podría decir que ha habido un antes y un después tras conocer el centro Tratamiento Toc. A pesar de mis primeras reticencias fruto del bloqueo inicial, que era producto de una gran depresión acompañado de un TOC en fase aguda, desde el primer momento han sabido tratar mi afección como corresponde, consiguiendo avances que anteriormente otros profesionales generalistas, que desde el más profundo respeto, no supieron atender. El conocimiento, capacitación, humanidad, cercanía y afectuosa comprensión por quienes padecemos éste trastorno, son las señas de identidad de sus terapias y sus grandes profesionales, con cuyas recomendaciones y dedicación he conseguido superar grandemente mi problemática y alcanzar un nivel de mejora que nunca pensé que podría conseguir al principio. Quisiera acabar como empecé y con un enorme Gracias, expresar lo mucho y bien de mi experiencia. Me reitero , Muchas Gracias
  • Tipo de TOC: Obsesión con estar sola en el mundo

    A veces tengo una sensación horrible. ¿Y si estoy sola en el mundo?, ¿y si no existe nadie más que yo?, ¿y si mi familia, amigos, compañeros solo fuesen invenciones mías para no sentirme tan sola? Me hago estas preguntas y durante unas horas estoy convencida de ello. Unas veces me dedico a llamar a mis amigos y les hago preguntas capciosas para ver si fallan y así confirmo que estoy sola o entro corriendo en una habitación para ver si la gente que hay dentro está o no verdaderamente ahí. Tras unos meses de tratamiento me doy cuenta de que esta es una de las cosas más absurdas que me pasaban... bueno y me pasan, pero ahora encuentro cómo quitármelo de la cabeza y ya no me generan angustia.
  • Tipo de TOC: Ser mala persona y no merecer ser feliz

    Yo siempre he pensado que era mala persona. Durante años he tenido pensamientos que nadie más tenía. Son pensamientos oscuros y crueles que me asaltan sin razón alguna. A lo mejor estoy esperando el metro y pienso en que podría empujar a alguien a las vías, luego imagino el resultado de ese acto y me siento tremendamente culpable. Me vienen a la cabeza las imágenes, como si lo hubiera hecho, y siento mucha angustia, tanta que me oprime el pecho. La angustia a veces dura días y he llorado varias veces pensando en la mala persona que soy. Jamás he hecho daño a nadie y el sólo pensarlo me abruma. Esto ha hecho que mis relaciones fracasaran o que al conocer a gente interesante no pueda salir de casa a verles porque pienso que no me merezco ser feliz por lo mala persona que soy (que creo ser). Hace poco más de un año y por recomendación e insistencia del mejor y más paciente amigo que tengo (por no decir el único de verdad) empecé a ir al psicólogo. Sólo quiero decir a la gente que tenga estos o parecidos pensamientos que busque ayuda. Yo he perdido 30 años de mi vida y ahora con casi 50 veo la solución. La primera vez que conseguí detener el sentimiento de angustia me quité un peso enorme de encima, y sonreí tanto como me duraba la angustia antes.Os agradezco con con mi alma y con mi corazón vuestra ayuda
  • Tipo de TOC: Orden y comprobación

    La verdad es que estaba bastante harta de tardar una eternidad en hacer cada cosa, sólo el hecho de guardar las cosas en el bolso antes de salir me acarreaba una sucesión casi agónica de rituales de colocación y repetición que cada día me causaban desesperación. [....] Si estaba fuera de casa llamaba a mi marido o a las niñas para que comprobaran que no estaba la plancha del pelo enchufada o la luz del baño encendida, ahora reconozco que el primer móvil que compré era sólo para poder asegurarme de estas cosas “a distancia” y poder quitármelas de la cabeza Llevo sólo unos meses en tratamiento pero ya he visto mejoras. Me han enseñado técnicas para poder "olvidarme" de comprobar. Ahora si estoy en una reunión y me asalta un pensamiento de comprobación lo aparto y consigo atender y participar.

VALORAR EL SERVICIO

estrellas

Palabras Clave:

AntonioGalán, TOC, TrastornoObsesivoCompulsivo, MétodoBergen, intensivotoc, tratamientoTOC,